Ruta de planificación del SLC a lo largo del viaducto 400 South para conectar Poplar Grove con el centro de la ciudad


El viaducto 400 Sur es, en una palabra, feo. Pero las obras de arte pueden cambiarlo.

(Francisco Kjolseth | The Salt Lake Tribune) Un ciclista cruza el viaducto 400 South al oeste de Pioneer Park el sábado 2 de marzo de 2024. La ciudad está diseñando un nuevo camino multipropósito a lo largo de 400 South, conectando Poplar Grove con el centro de la ciudad.

To read this story in English, click here.

Estela Sanchez no es ajena a los peligros de la 400 Sur.

Esta veterana residente de Poplar Grove lleva habitualmente a su hija a la escuela a través del viaducto que atraviesa la carretera, un tramo que se parece más a una pista de carreras que a una arteria principal del núcleo urbano. En las noches de cita con su marido, le gusta ir en patinete al centro por la misma ruta, aunque tenga que afrontar aceras estrechas.

Sanchez es exactamente el tipo de residente que los funcionarios de transporte y arte de la ciudad esperan que utilice un nuevo sendero multiusos, bien iluminado, protegido y, si los artistas se salen con la suya, icónico, a lo largo de la transitada carretera y su viaducto.

“Estoy emocionada y le decía a mi esposo que algo nuevo viene a la ciudad para cuando vayamos a nuestros ‘date nights’”, ella dijo en una reciente jornada de puertas abiertas del proyecto en el barrio del oeste. “Tengamos algo nuevo que hacer, sean los scooters o las bicicletas”.

La ruta se sumaría a una incipiente red de caminos multiusos y carriles protegidos para bicicletas, creando otra vía este-oeste similar al sendero 9 Line. Y, a diferencia del sendero de la 900 Sur, este no podría verse interrumpido por el paso o la parada de los trenes.

El camino previsto en la 400 Sur utilizaría el viaducto existente que lleva la carretera por encima de un astillero mucho mayor. Los ciclistas ni siquiera tendrían que bajarse de sus bicicletas y subirlas por las escaleras, como se hace en el nuevo puente peatonal de 300 North, lo que facilitaría el acceso de los residentes del oeste a eventos populares como el mercado de verano de agricultores de Pioneer Park.

Mary Sizemore, la ingeniera municipal de transportes que gestiona el proyecto, quiere crear una senda que sea atractiva y agradable de usar, con obras de arte que atraigan a la gente.

“El viaducto, sobre todo, es feo. En realidad es muy interesante; se puede ver el viaducto desde muchos puntos de la ciudad”, dijo. “Puede que no te des cuenta porque es un engendro, pero si tuviéramos algo realmente llamativo allí, podría ser realmente este almenara de conexión para que todo el mundo lo vea y simplemente un recordatorio de que estamos trabajando para unificar nuestra ciudad”.

Sizemore y otros funcionarios dijeron que están tratando de promover diversas formas de moverse por la capital de Utah y animar a la gente a cruzar la división este-oeste.

Para ello, en parte, es necesario construir rutas que resulten más seguras para quienes se encuentran fuera de sus coches. La nueva vía discurriría por el lado sur de la 400 Sur, desde la 900 Oeste hasta la 200 Oeste. Es un tramo que actualmente cuenta con seis rampas de autopista y hasta ocho carriles de tráfico de vehículos.

Los diseños preliminares de la senda muestran que estaría separada de la carretera por zonas ajardinadas. También habría una acera específica para peatones y una vía separada para bicicletas y patinetes, similar a la configuración de la 9 Line.

Sobre el viaducto, donde hay menos espacio, todos utilizarían el mismo camino y estarían protegidos del tráfico por una barrera aún por diseñar. Los artistas Laura Haddad y Tom Drugan podrían decorar ese separador como parte de su diseño completo a lo largo de la ruta.

Renato Olmedo-Gonzalez, responsable de arte público de la ciudad, dijo que el camino previsto marca la primera vez que la ciudad ha integrado a los artistas en un proyecto de transporte en el extremo delantero en lugar de contratarlos después de la construcción se ha completado, como funcionarios hicieron con un nuevo rotonda en Fairpark.

“Una de las razones por las que elegimos este proyecto para financiar el arte público es porque es una carretera espantosa, que da mucho miedo cruzar, de este a oeste, de oeste a este”, dijo. “La gente la utiliza mucho. La mayoría lo hace en coche. Así que queremos convertirlo en un espacio más seguro, más acogedor, mejor, más bonito, todo eso. El arte público puede añadir eso a este puente”.

El trabajo de Haddad y Drugan consiste en averiguar cómo enriquecería el arte la experiencia del viaje. En la jornada de puertas abiertas, pidieron a los asistentes que vieran ejemplos de arquitectura similar de todo el mundo y colocaron pegatinas en los que más les gustaran. Esa información guiará sus diseños iniciales.

“Nos interesan las obras de arte que galvanizan a la gente y la lleven al viaducto”, dijo Haddad. “Lo último que nos gustaría es que la ciudad construyera un nuevo e increíble sendero y la gente no quisiera entrar en él. Esperamos que el arte lo haga más acogedor”.

Muchas de las obras anteriores de la pareja han sido grandes instalaciones icónicas que pueden verse desde lejos y juegan con la luz y la naturaleza. A los dos les gustaría repetir esa experiencia en el viaducto.

La esperanza es que esas vistas desde lejos despierten el interés por el sendero y que, una vez que los usuarios se adentren en él, encuentren obras de arte adicionales de menor tamaño. Una idea que mencionó Drugan fue la de crear obras de arte a lo largo del sendero que ofrecieran experiencias diferentes según la hora del día y del año en que se utilizaran.

Haddad y Drugan tienen previsto presentar los conceptos a los residentes antes del verano y terminar los diseños definitivos a finales de año. La construcción empezaría en 2025.

Los residentes pueden compartir sus opiniones sobre el proyecto a través de una encuesta en el sitio web de la ciudad.

Traducción por Jose Davila IV y Elias Cunningham.



Source link

Leave a Comment